Mi nombre es Lynn Nicte Silvestre Hernandez.

Estudié en la Universidad de San Carlos de Guatemala Ingeniería en Recursos Naturales Renovables. En 2016 fui parte de la Junta Coordinadora de la Asociación de Estudiantes de Agronomía, donde mi vinculación con la realidad guatemalteca inició, identificando la necesidad de involucrarme en procesos sociales que creen estrategias para la resolución de problemáticas cercanas a mi entorno.

Actualmente me encuentro en México realizando prácticas profesionales en una Asociación Civil dedicada a la educación y desarrollo de comunidades de la Sierra baja de Hidalgo con alto índice de marginación. Trabajo en la subcoordinación de proyectos de desarrollo en 5 de las casi 15 comunidades en que incide dicha asociación, paralelo a ello, realizo investigación de evaluación de sustentabilidad de emprendimientos comunitarios. He participado en talleres y encuentros regionales e internacionales de economía solidaria, así como la coordinación para la obtención de certificaciones orgánicas participativas.

Creo que el intercambio de conocimientos técnicos, científicos o empíricos por parte de REISA con los jóvenes y adultos de distintas comunidades con sus conocimientos culturales y ancestrales, es necesario para crear nuevas y mejores estrategias para producir comida de una manera más amigable con nuestra madre tierra, tomando en cuenta los recursos locales de cada una. La manera de trasladar conocimientos por medio de este curso será de una forma muy horizontal, en donde exista una interacción, para que tanto nosotros como los jóvenes o adultos podamos enriquecer nuestros conocimientos, tomando en cuenta vencer un sistema en el que gran parte del mundo está inmersa enriqueciendo a unos y volviendo más pobres a otros (no necesariamente en sentido monetario), y esta responsabilidad inicia enseñando por medio de la educación lo que hemos aprendido por medio de experiencias personales de vida.

Pienso que el crear una realidad más justa es responsabilidad de todos, de cómo vencer un sistema en el que gran parte del mundo está inmersa enriqueciendo a unos y volviendo más pobres a otros (no necesariamente en sentido monetario), y esta responsabilidad inicia enseñando por medio de la educación lo que hemos aprendido por medio de experiencias personales de vida. Creo que, en la transición de conocimientos, de nuestra historia y experiencia de vida podemos crear una realidad más justa, siendo solidarios en la transmisión de herramientas a nuevas generaciones para alcanzar el tan deseado, Buen Vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.