Mi nombre es Erick Torres. Nací y crecí en la ciudad de Guatemala, donde estudie Publicidad y Diseño Grafico.

Hace 8 años salí de la ciudad de Guatemala para conocer más sobre la vida de los pueblos en mi país y a nivel internacional. Desde entonces he vivido, estudiado y trabajado en diferente comunidades rurales de Guatemala y otros países a nivel internacional donde me he involucrado en movimientos de agricultura tradicional indígena y el Diseño de espacios para el cultivo de alimentos.

En mi experiencia laboral con enfoque social he trabajado como coordinador de grupos de Voluntarios internacionales en el Instituto Mesoamericano de Permacultura, donde también trabaje también como Coordinador del Programa de Huertos Escolares por un año. Desde el año 2010 he desarrollado y facilitado programas, cursos y talleres en diferentes países con diferentes organizaciones y grupos de jóvenes mayormente. He tenido la oportunidad de liderar grupos de jóvenes de: Tanzania, Estados Unidos, Guatemala, El Salvador y México, en procesos educativos ecológicos y agrícolas basados en la Permacultura y la Agroecología.

Lo que hacemos como REISA es de vital importancia para fortalecer los procesos educativos de las y los jóvenes en Mesoamerica. Procesos guiados por principios naturales y ecológicos que nos muestran como nuestra relación y entendimiento con la naturaleza en clave para generar propuesta éticas y concretas para iniciar un cambio desde las familias y las comunidades locales a través del compartir herramientas básica y vitales del trabajo con la tierra.

Mi visión de un mundo mejor y de una realidad más justa se sintetiza en que: las y los jóvenes de Mesoamérica tengan la oportunidad de acceder a procesos de formación útiles, liberadores e inspiradores, en campos del trabajo y estudio relacionados con la tierra, con la conciencia, con las artes y la alimentación sana, para que puedan desarrollarse integralmente y así dar lo mejor de sí mismos a sus familias, sus comunidades y a la Región de Mesoamérica que tanto los necesita.

Que las y los jóvenes puedan creer en sí mismos, que puedan desarrollar amor propio y amor y orgullo por sus raíces, que valoren sus comunidad y que quieran quedarse en sus comunidad y países para construir desde su liderazgo un vida más digna para todas y todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.